Úlcera corneal

dog-441791_640

Cuidado de los ojos

Una úlcera corneal es una abrasión o un defecto en la superficie anterior y trasparente del ojo conocida como córnea. Es la patología ocular más frecuente en animales domésticos. Es un proceso doloroso, de ahí que normalmente se manifieste con signos de parpadeo intenso y lagrimeo.

Las úlceras pueden ser superficiales o profundas, siendo éstas últimas un peligro potencial para la integridad del ojo y el mantenimiento de la visión, considerándose por ello emergencias oculares que deben ser remitidas a un oftalmólogo y que requieren con frecuencia de intervención quirúrgica especializada.

La mayoría de las úlceras se producen por una causa traumática o mecánica como pueden ser arañazos, golpes, cuerpos extraños, roce de pestañas anormales, pelos de párpados defectuosos, falta de lágrima (ojo seco)…

Una úlcera sin complicaciones debe cicatrizar en unos 7 días, de manera que cuando no es así hablamos de úlcera indolente o recurrente. En estos casos hay que identificar qué otros factores están interfiriendo en el proceso normal de curación y tratarlos o corregirlos a la mayor brevedad posible antes de que la úlcera se complique peligrosamente.

Fuente: oftalmologiaveterinaria.com

 

Aquí les mostramos una imagen de una úlcera corneal que diagnosticamos hace unos días. El animal venía a consulta porque presentaba una conjuntivitis importante y casi no podía abrir el ojo. Al explorarlo descubrimos que se trataba de una espiga clavada en el fórnix conjuntival superior. La extrajimos y ahora el perro se está recuperando con un tratamiento para cicatrizar la úlcera que le provocó dicho cuerpo extraño.

tigri2

Test de fluoresceína positivo

 

tigri1

Espiga extraída

 

             

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *