El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura.

Factores de riesgo:

Entorno:

*Altas temperaturas en el exterior.

*Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.

*Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.

*Espacio reducido y/o mal ventilado.

*Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo.

*Carencia de sombra o sombra muy reducida.

*Suelos de cemento.

Animal:

*Muy joven o muy viejo.

*Enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress.

*Braquicéfalo (morro muy chato)

*Obesidad.

*Color de capa: los oscuros absorben más el calor.

*Digestión: NO dar de comer durante el día, sino al atardecer.

*Ejercicio, absolutamente prohibido en horas de más calor.

*Que el animal esté nervioso

Síntomas para identificar un golpe de calor:

Cómo actuar ante un golpe de calor:

Un caso de golpe de calor requiere una actuación inmediata por lo que no debemos dudar en llevarlo al veterinario ante la mínima sospecha. Si esto no fuera posible, nos debemos centrar en hacer que su temperatura baje de los 42ºC. Podemos refrescarlo con un poco de agua no muy fría ni helada pues produce vasoconstricción y hace perder menos calor. También podemos ponerle en la cabeza una bolsa de plástico con hielo machacado o darle cubitos de hielo para que los chupándolos recupere un poco agua. Es importante darle de beber agua regularmente para evitar que nuestra mascota se deshidrate.

Aunque el animal haya bajado la temperatura, aún no está fuera de peligro pues sus órganos internos pueden estar dañados. Por ello, debemos llevarle al veterinario para que unos análisis de sangre nos digan si su organismo funciona correctamente.

Cómo NO actuar ante un golpe de calor:

Hay acciones que debemos evitar en estos casos:

 

En resumen, el golpe de calor es uno de los problemas más habituales a los que se ven sometidas nuestras mascotas en verano, por eso es importante que sigamos una serie de pautas para poder evitarlo: estar en un lugar amplio y bien ventilado, con abundante agua fresca para que se hidrate, sacarlo a pasear en los momentos de menos calor y evitar que haga mucho ejercicio y no dejarlo nunca dentro de un vehículo aparcado.

 

20100719003026-fotos-chistosas-de-animales-5-parte-3

perro bebiendo

 

 

 

 

 perros31